El origen: buscarnos y encontrarnos.


El origen: buscarnos y encontrarnos.

Enfrentarse de forma diferente al acto de comer es parte del camino marcado y meta esencial en Tavella. Para ello, los estímulos que traspasa la filosofía del restaurante con la intención, precisamente, de ser “algo más” nacen de unos conceptos que reposan en su esencia y su carácter.

En primer lugar, y como no podía ser de otra forma, el origen. En Tavella aparece gracias a despertarse en Pablo Chirivella el deseo de regreso a la tierra, a los orígenes, al respeto por los alimentos y por aquellos que los cultivan y cuidan.

Su trayectoria profesional ha dibujado un círculo de retorno donde su destino ha resultado ser su inicio. Basando su filosofía en la búsqueda del origen, siempre custodiada por un profundo arraigo a su tierra, su cocina se nutre con recuerdos y experiencias de su viaje a lo largo de los años: China, Inglaterra, País Vasco, Tenerife, México y finalmente, el reencuentro con Valencia. Su infancia se sitúa en el mismo lugar en el que hoy se levanta su negocio, conectando el origen de un sueño con el fruto de una gran trayectoria.

Por otra parte, el puesto tan notorio que ocupa el concepto del origen en Tavella solo se puede comprender desde la dualidad que lo completa: el origen de la gastronomía. A través de los menús, la meticulosa selección de alimentos que construyen los platos de Tavella y la pureza del producto; la experiencia gastronómica se presenta como un viaje hacia el origen sin estridencias, contando su propia historia a través del gusto y el buen gusto. El viaje da comienzo con un recorrido por sabores del mundo aproximando la tradición valenciana a otras culturas, a otros recuerdos. El plato principal invoca el retorno, la vuelta al origen desde el fuego: en el arroz, el pescado o la carne aparece el fuego para descubrir el producto en su carácter más puro. Mientras tanto, la creatividad y la innovación colaboran sobre la calidad inquebrantable de las materias primas.

La naturaleza se ha convertido, a lo largo de los años, en la mejor colaboradora de Pablo Chirivella. La huerta y el fuego en las alegorías que mejor plasman la esencia y el origen de Tavella.

Tavella es un proyecto que surgió de la tierra y que de ella toma la fuerza que lo inspira; que proyecta la imperiosa necesidad no solo de volver a la tierra, sino también de comprenderla, de entender cuál es su ritmo y confiar en él, de esperar pacientemente el resultado sin dejar de disfrutar del proceso.

Pero el origen no es el único concepto sobre el que se alza la filosofía de Tavella. La tradición, la calidad y el contexto que envuelve el ritual de sentarse a la mesa son otras de las imágenes que escriben los principios del restaurante de Pablo Chirivella; y que serán exploradas a lo largo de este viaje que justo aquí, comienza.

Hay 1 comentario

Add yours